Introducción a la fotografía de alta velocidad

¿A qué es a lo que nos referimos cuando hablamos de fotografía de alta velocidad? En este artículo en mi blog quiero hablar y profundizar un poco sobre ésta técnica, qué interviene y como ponerla en práctica de manera básica y fácil de entender.

Digamos que éste tipo de fotografía se usa para captar instantes o momentos que suceden muy rápido, tan rápido que nuestro sistema visual no es capaz de reconocer con claridad para discernir que está sucediendo en tiempo real.  Éste tiempo se mide en milésimas de segundo y es imposible apreciarlo a simple vista.

Aunque no parezca tener un uso muy extenso, si te paras a pensar en detener el movimiento de todas las cosas que suceden muy rápido a nuestro alrededor, se abre un abanico de creatividad ante nosotros con el que poder experimentar con ésta técnica fotográfica.

Una bombilla justo al estallar cuando cae al suelo, una lata que es agujereada por algún tipo de proyectil, y cosas similares que se van ocurriendo sobre la marcha son posibles de fotografiar gracias a ésta técnica.

Cuando tenemos una situación controlada en estudio, como la imagen superior, la fotografia de alta velocidad es un poco más fácil de realizar y de comprender también. Ya que como somos nosotros mismos los que controlamos todo, sabremos cuando apretar el botón del disparador en el momento concreto que queramos congelar o también usando un disparador remoto por cable para nuestra cámara. 

Las pequeñas aves son el mejor camino para iniciarse en el mundo de la alta velocidad en fauna.

¿Qué necesitamos para hacer fotografía de alta velocidad?

  -Paciencia.  Si te adentras en este mundo fotográfico, lo más desarrollado que has de tener es la paciencia, porque te va a hacer falta toda la que tengas y te faltará en algunos casos…paciencia, paciencia y más paciencia…..y cuando creas que es suficiente….paciencia.

  – A niveles muy básicos,  necesitaremos una cámara fotográfica, un trípode donde poder colocarla, y un equipo de iluminación de flash. (Al menos dos flash)

Girando en torno a eso, somos libres de elegir.  Simplemente con algo tan básico y con más paciencia que otra cosa se pueden obtener resultados decentes. ( el típico ejemplo de las gotas de agua o la fresa que cae en el bol de leche) cámara +trípode+ flashes + modelo+ paciencia.

Si queremos profundizar y poder conseguir resultados espectaculares o en algunas situaciones (sobre todo trabajando con fauna silvestre) tendremos que emplear algo mas de tiempo y equipos para conseguir buenos resultados con éstas prácticas.

Siendo la base de mi trabajo la fotografía de naturaleza, es muy lógico que hable de alta velocidad para aplicarla al trabajo con animales.  ¿qué animales podemos decir que se mueven realmente rápido que tengan ciertos movimientos que no somos capaces de reconocer en vivo? Las pequeñas aves, entre otros ejemplos.

Se hace muy atractivo e interesante poder parar el movimiento de las alas de un pajarito por ejemplo. Para ese tipo de fotografía hay que utilizar esta técnica, porque aunque se puede conseguir una foto con el movimiento congelado de la manera tradicional es muy complicado hacerlo a conciencia, ya que desde que nuestra visión detecta el movimiento y reaccionamos para pulsar el disparador ya ha pasado un tiempo crucial y no solo eso, nuestras cámaras también tienen un retardo en el disparador desde que se pulsa el botón hasta que la fotografía se hace. Por lo tanto hablamos de milésimas de segundo que son determinantes para que el rápido instante que estábamos observando, se haya esfumado.

Es por esto por lo que se necesitan equipos especializados para este tipo de fotografía y es de lo que vamos a seguir hablando.

Necesitaremos como anteriormente una cámara, un equipo de flashes portátiles (al menos 3), un sistema de disparo remoto para los flashes o triggers, el trípode para cámara y la parte más importante, la barrera infrarroja, que será la encargada de hacer disparar nuestra cámara y flashes cuando el animal corte el haz infrarrojo, por eso la colocación correcta del sensor es determinante en la fotografía de alta velocidad. Para saber como y por donde se mueven los animales que pretendemos fotografiar hay que tener mucha experiencia sobre el terreno y el el entorno que vayamos a fotografiar. 

 

En ésta ultima foto está la barrera de infrarrojos URSUS que es la que yo uso. En la próxima entrada seguiré hablando de fotografía de alta velocidad más enfocada a fauna y haré una review completa con todas las funciones que tiene la barrera que no son pocas. 

Una ayuda importante que nos facilita este trabajo son las cámaras trampa, o de fototrampeo, pero eso lo hablaremos en otra entrada.

¡Hasta la próxima!

About the Author:


Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: