Iniciación a la fotografía de alta velocidad

La técnica Antes de empezar y meternos de lleno en el complejo mundo de la fotografía de alta velocidad, hay que dejar claro que no es una técnica fotográfica que se aprenda en un taller de un día, ni en unas semanas, muchos menos en unas horas. Es una disciplina fotográfica muy exigente que siempre pondrá a prueba nuestros conocimientos, nuestra lógica, nuestra capacidad de resolución y por supuesto nuestra paciencia. Es un tipo de fotografía que requiere mucha planificación, dominio de la luz artificial y mucha precisión. Lo bueno de todo ésto es que los resultados compensan con creces todo el esfuerzo realizado, aunque a veces esos resultados aparecen con “cuentagotas” dejan un sabor de boca y una sensación de satisfacción difíciles de describir. Estamos hablando de un tipo de fotografía muy elaborada, en la que nada debería quedar al azar, pero siempre existirán detalles que se nos escapen y con ello nos hagan aprender y seguir enriqueciendose en la propia técnica. Por lo tanto, es muy importante conocer de antemano el comportamiento del animal que queremos fotografiar para no hacer intentos en balde y perder el tiempo dando vueltas innecesarias o colocando todo el material de manera incorrecta. Lo más […]
error: