Bebedero año 2016

La fotografía de fauna, más concretamente de aves, la podemos enfocar de dos maneras diferentes totalmente válidas pero muy diferenciadas. Se puede hacer fotografía de aves yendo en busca de ellas, lo que se suele llamar “a salto de mata” o puedes preparar un escenario bien estudiado para atraer las aves a el y poder fotografiarlas. Las dos maneras tienen sus pros y sus contras y cualquiera de la modalidad que pongamos en práctica nos dará alegrías.

Lo más fácil cuando empezamos a dedicarnos al mundo de la fotografia de aves es ir en busca de ellas, y lo más sencillo es buscar lugares concretos donde sabemos con cierta certeza que habrá gran variedad de especies y con facilidades para fotografiarlas. Lo más común es acudir a zonas de humedales, desembocaduras de ríos, parques naturales, campos de sembrados, ríos, marismas, etc. El índice de volver con buena cantidad de imágenes a casa es bastante alto. Lo menos bueno de ésta modalidad es que, según donde vivamos, tendremos que desplazarnos en coche a un lado o a otro, conllevando un gasto de desplazamiento dependiendo de la lejanía del lugar. Otro de las cosas negativas de ésto es que debes cargar con todo el equipo a cuestas hasta llegar a los lugares elegidos. Si tu equipo no es muy pesado es llevadero, pero cuando hablamos de focales largas (600mm), trípode, prismáticos, mochila, agua, etc… la tarea se vuelve incómoda cuando menos. Otra opción cuando se va a buscar la fauna es la de hacer “aguardos” en hides portátiles, pero ésto ya es un tema que hablaré más adelante.

Algunos ejemplos:

_MG_9790

_MG_3380

_mg_7526

La otra opción de la que hemos empezado hablando,(nada fácil) es la de preparar un escenario apetecible para las aves, para que de una manera u otra se acerquen y podamos fotografiarles. Lo más sencillo es proporcionarles, cobijo, agua y comida en las épocas más malas del año, (comida en invierno y agua en verano) manteniendo el cobijo siempre.

Para empezar, la mejor de las circunstancias sería que tengamos una finca o parcela cercada o vallada, a la que tengamos acceso, ya sea nuestra, de un familiar o amigo, pero lo importante es que esté cercada para evitar que los amigos de lo ajeno, hagan estragos o roben algo de lo que montemos, después del esfuerzo que conlleva.

Una vez tengamos el sitio, dentro de la propia finca hay que elegir el mejor sitio para las aves. Normalmente hay que buscar zonas con protección arbórea y con numerosas escapatorias para ellos, como pueden ser pequeños arboles, arbustos cerrados o zonas de espinos. Si ya hemos localizado un buen sitio dentro de la parcela, ahora hay que estudiar la luz del sol. ¿por donde sale? ¿por donde se pone? ¿por donde sale en verano, y en invierno? Son detalles muy importantes si queremos realizar fotografías de calidad. Podemos tomar la decisión de colocar nuestro bebedero con una orientación u otra en función de si nuestra disponibilidad para hacer fotos va a ser mayormente por las mañanas o por las tardes en el caso de que la única opción sea elegir. Si se puede disponer de sol y buena luz durante todo el día sería lo ideal pero es complicado porque entra en conflicto con lo que he dicho antes de tener zonas de cobijo para las aves que normalmente producirán sombras.

Cuando hayamos elegido el lugar adecuado, podemos empezar con la construcción. Hay que dejar claro, que montar un comedero/bebedero para aves no es ningún juego y conlleva responsabilidad, de mantenerlo cuidado, limpio y en buena disposición para las aves. Así que si la finca de tu colega te pilla a 100 km, no es la más recomendable para usarla a tal menester. Tengamos en cuenta que una vez funcionando, el agua que apliquemos, principalmente se evapora y además los pájaros no son muy cuidadosos y la ensucian mucho y cuando está muy sucia o podrida no les gusta y no irán a beber o bañarse por ejemplo. Es por ello por lo que digo que conlleva responsabilidad.

Uno de los detalles más importantes para mí en fotografía de fauna, es el punto de vista. Si vemos un pajarillo posado en la rama de un arbol y lo fotografiamos, el punto de vista suele ser un contrapicado que no queda muy estético, ya que según la pose del ave, puede que no se le vea el ojo, o similares y encima tendremos un fondo enmarañado de ramas que restan protagonismo al ave. Es por ello que para la construcción de nuestro bebedero, ya que podemos hacerlo como queramos, tenemos que hacer el que punto de vista sea paralelo al ave. 

_MG_3625

 

Sabemos que ésta modalidad de fotografía implica una espera en hide para poder fotografiar las diferentes especies que se acerquen a beber y eso conlleva estar horas sentado con la cámara preparada y atentos para ver cuándo vienen. Si vamos a tener que esperar durante un periodo de tiempo indefinido, lo mejor será que estemos cómodos. Para mi, una manera de estar cómodo es estar sentado en una silla (blandita) y con sitio para estirar las piernas e incluso poder ponerme de pie. Es aquí donde tenemos que pensar en el tipo de hide que queremos tener para usar en nuestro bebedero. Tenemos la opción de usar un hide portatil que lo pones y lo quitas en cada sesión o por otro lado podemos construir una estructura fija que a fin de cuentas nos ofrezca mejores comodidades. Este punto lo dejo a vuestra elección, hay muchos tutoriales en internet de cómo construir un hide. He sacado el tema del hide, porque si estamos sentados nuestro punto de vista será más bajo que si estamos de pie, o tumbados en el suelo y por lo tanto, la construcción del bebedero debe de estar más o menos a la altura de nuestro punto de vista cuando estamos sentados. No hace falta que todo el bebedero esté a esa altura, pero si al menos con vista a que cuando coloquemos los posaderos, queden a la misma altura que el punto de vista de en este caso nuestra cámara y objetivo.

Llevo ya unos años construyendo bebederos y cada año lo hago nuevo entero, intentando mejorar el anterior y aprendiendo de los errores cometidos anteriormente. Voy a poner fotografías de cómo tengo el bebedero actualmente (aunque ya tengo los bocetos hechos para el nuevo de 2017), para que veáis que no hace falta grandes infraestructuras para conseguir resultados decentes. Más vale la maña que grandes inversiones… el dinero mejor gastarlo en buenas lentes y en comida para aves silvestres.

20161011_184630

 

Básicamente, es una “mesa” hecha con madera de palets, con unos 10 cm de profundidad. La altura adecuada la consigo gracias a un par de borriquetas de las que se usan en la obra. Está rellena con un material que se llama arlita, que otorga mucho volumen pero muy poco peso. La arlita podeis comprarla en cualquier almacen de materiales de construcción.Para mí, es esencial ya que siempre estoy sólo y para poder mover la mesa en caso necesario pueda hacerlo yo mismo. Como digo está rellena de arlita y solo la capa superior es arena.

20161011_184713

 

En esta foto, se pueden ver las bolitas, que es la arlita y el detalle del flotador y la goma.

La cubeta del centro es de la que se usan en los viveros para las plantas, al que le hice un agujero para colocar el flotador que me mantiene el nivel de agua a través de una goma que está conectada a una garrafa de 30L de agua colocada a más altura que la mesa para que la gravedad haga su trabajo. El corcho está colocado a ambos lados del bebedero para obligar en cierto modo a las aves más pequeñas a que entren a beber por el fondo, que es por donde yo quiero que lo hagan para poder fotografiarlas mientras beben. Al mismo tiempo, el corcho está pensado para dar cobijo a otro tipo de fauna que sé de sobra que se está beneficiando del bebedero. Los ratones de campo son oportunistas, suben a la mesa, beben agua y comen semillas tranquilamente e incluso se esconden dentro de los tubos de corcho. Todo es una cadena, y éstos ratones están atrayendo a su vez a rapaces nocturnas como son el cárabo común que ya se ha pasado a visitarme en alguna ocasión.

Dentro de la cubeta se aprecian unas piedras porque las especies más pequeñas también les gusta bañarse y si no se sienten confiados con la profundidad del agua no lo harán, de ésta manera las más pequeñas se bañan donde hay un menor nivel de agua, y las más grandes lo hacen en la zona más profunda.

20161011_184651                                  20161011_184638

 

En el borde delantero de la cubeta, al ser demasiado fino muchas aves no se posan ahi, de todos modos cuando hago mis sesiones fotográficas, coloco un trozo de red de camuflaje en ese hueco haciendo que apoye sobre el borde de la cubeta que como ya sabemos, les resulta desagradable posarse encima y no lo hacen. Las aves más grandes como arrendajos, tórtolas, o palomas torcaces se saltan todo esto y acceden a beber realmente por donde quieren, al menos en esta versión de bebedero. 

Es conveniente ponerles una rama antes de la entrada al bebedero, ellos se sienten mas confiados entrando primero al posadero y luego seguidamente a beber. Los posaderos yo los tengo puesto s de manera que los puedo intercambiar fácilmente, con una serie de cáncamos que están atornillados a la pared trasera de la mesa en varios grosores y orientables, de manera que puedo introducir las ramitas elegidas como posaderos, dependiendo de lo que se vaya a colocar. Debe quedar claro que en este punto, las presillas, las pinzas e incluso clavos, son y serán de nuestros mejores aliados.

_mg_7746

El uso del corcho para esconder los bordes de madera de la mesa, es puramente estético, no suelo fotografiar a las aves una vez que ya han bajado a la mesa y están comiendo, pero a veces alguna escena puede parecerme interesante, entonces si se ven los bordes de la mesa queda muy poco natural. Cubriéndolo con corcho o con cortezas de algunos arboles, se le puede dar un aspecto en cierto modo más natural.

Poco más se puede añadir. El quid de la cuestión es tener paciencia y ser constantes. No puedes esperar resultados a muy corto plazo. Hay que tener en cuenta que pongas lo que pongas, por muy buenas condiciones que reunan, para ellos será algo nuevo y se sentirán recelosos en un principio. La comida que puedes aportar principalmente son semillas de girasol, trigo, avena, cebada, alpiste, tenebrios (yo los uso deshidratados), cacahuetes crudos y sin sal.

Algunos resultados:

_MG_6498

_MG_5225

P1000538_miweb

Con poco más que contaros, espero que sea de vuestro agrado y os sirva para algo! Si te ha gustado ésta entrada, ¡compártela en las redes sociales! Un saludo.

 

 

 

 

About the Author:


3 Comments:

  1. Josep
    abril 20, 2017
    Reply

    Muy interesante y didáctico, me estoy planteando de construir un bebedero en el perímetro de un viñedo con un bosque, las ideas que me has dado me parecen muy buenas, gracias por compartir tu conocimiento con los demas.

    • Jose G.
      abril 20, 2017
      Reply

      Muchas gracias! me alegro que leer un artículo de mi humilde blog te anime a empezar en esta maravillosa aventura. Ya me enseñarás resultados. Puedes seguirme en facebook, o instagram, y gracias de nuevo!

  2. Missy
    enero 03, 2017
    Reply

    lassen Sie mich Ihnen sagen, Sie haben den Nagel auf den Kopf getroffen. Ihre Idee ist heordrragenv, deze Frage ist etwas,


Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: